inauguracion de curso
Error al crear miniatura: Falta archivo
taller de senderismo

Hoy domingo día 17 de enero de 2010 (día de San Antonio), después de estar pensando, en como podría empezar este pequeño articulo para la Wiki que tanta ilusión me hace, y después de pensar y pensar en como, podría ser pues tenía varias ideas en mente he llegado a la conclusión que lo mejor sería dar a conocer lo que para mí ha sido mi paso por la Universitat de Majors de Castelló pues aunque ya estoy en 2º de segundo ciclo, no dejo de experimentar nuevas sensaciones día tras día. Si vuelvo la vista atrás y pienso en como era yo, antes de venir aquí, en realidad era muy diferente en todos los aspectos, si me hubieran dicho que iba a llegar a hacer todas las cosas que a lo largo de estos años he hecho hubiera dicho que imposible pues después de dedicarme íntegramente a las labores del hogar, me había olvidado completamente, de mi capacidad personal intelectual, deportiva, tecnológica, artística etc, etc, porque esto es infinito.

Recuerdo el primer año cuando fui a la inauguración del Curso (2005-2006), lo primero que hice fue perder el autobús del que tenía una ligera idea que podía ser el que me acercara a la Universidad, por lo tanto llegué tarde y el Acto ya había comenzado. Yo iba sola pues no conocía a nadie que comenzara como yo, o fuera veterano que pudiera introducirme en el ambiente que allí se veía, el Salón estaba llenísimo y yo, me quedé muy sorprendida, pues pensaba que aquello casi casi lo había descubierto yo, tuve que pasar por un lateral y llegar al fondo , donde alguien muy amable me dijo que podía pasar a una habitación que había más adentro y coger una silla para sentarme pues no había ni una butaca vacía, y entonces me senté detrás de la última fila y precisamente detrás también del Coro bueno del Coro me dí cuenta después cuando se levantaron al final del Acto para interpretar muy solemnes el Gaudeamus yo, vi que habían personas con lo que parecían unos uniformes y las Becas azules, que la verdad para una novata como yo en aquellos momentos alucinaba; pues no esperaba tanta solemnidad, también estaba delante de mí la profesora Rosana Clemente que una vecina de Silla que por lo visto también llegó tarde como yo, pero era veterana y se dio cuenta de mi despiste me informó que ella iba a ser un de mis primeras profesoras de aquel curso y que me preparara, porque me iba a encantar su asignatura, cosa que así fue, poco después intervino Pili Escuder y yo, me dije vaya pero si esta es la chica tan simpática que me ayudó a matricularme el otro día, total que entre unas cosas y otras no dejaba de salir de mi asombro, pero al mismo tiempo estaba tan deslumbrada que me impedía darme cuenta si allí había personas que pudiera conocer tanto es así que cuando dijeron que fuera había un pequeño refrigerio no me atreví a ir porque no sabía que podía hacer yo, allí sin conocer a nadie.

Total que entre ese primer encuentro entre agradable y sorprendente llegó el primer día de clase, ese día ya sabía a que hora tenía que coger el autobús para no llegar tarde ya en la parada encontré gente que como para mí era su primer día, allí empezamos a confesarnos nuestros miedos e incertidumbres yo, con mis papeles bien ordenados con todos los datos que me habían dado el día de la matricula solo sabía que era de 1ºB y el número de un aula larguísimo que a mí me sonaba a chino, también me habían indicado que tenía que ir a la Facultat de Humanas que estaba al fondo cruzando el Ágora, mientras el autobús nos llevaba yo preguntaba hay alguien de 1ºB pero nada todos eran de 1ºA, ya empezaba yo a sospechar que me iba a perder y que yo sola no encontraría el aula esa que tenía tantos números y que me sonaba a chino, total que cuando estaba cruzando el Ágora alguien no recuerdo quien de los que iban conmigo me dijo !Oye, Oye! aquí hay una señora que también es de 1ºB, !hay!, en ese momento quise dar un salto de alegría pues por lo menos ya eramos dos de 1ºB, me volví y me encontré por primera vez con la que en poco tiempo se ha convertido en la mejor amiga que ni soñando hubiera podido encontrar, después de saludarnos y darnos nuestros respectivos nombres, ya decididas nos fuimos dispuestas a encontrar la famosa aula de tantos números pero vimos que eso sí, todos fuéramos del A o del B teníamos la misma y entonces hizo su aparición Pili y Mónica, y nos llevaron a la susodicha aula y ya una vez allí nos explicó en que consistía el curso y en lo que íbamos ha hacer en el transcurso de él.

Bueno y a partir de ese momento puedo decir que cambió por completo mi vida pues entré a formar parte de un mundo del cual yo creía que no había espacio para mí, pues para un ama de casa, de mediana edad que se había quedado bastante alejada de la realidad, tuve que tomarme muy en serío todo lo que nos dijo Pili sobre lo de que nunca es tarde para actualizarse y estar al día.

Aparte de las clases, entre a formar parte del Taller de canto de senderismo , comencé las clases informática inglés , y a participar en todo lo que nos proponían siempre sin desatender mis obligaciones a las que me sigue atando mi llamemosle profesión de la que no existe jubilación, pero desde entonces la desempeño con mucha más ilusión y agilidad. Hice infinidad de amistades tuve reencuentros con compañeras de colegio, total que de aquel despiste con el que comencé el primer día ya no queda nada, pues el curso siguiente era yo la que estaba uniformada para cantar el Gaudeamus el día de la inauguración del curso como componente del "Coro", y así infinidad de anécdotas que sería imposible describir en un solo articulo.

Por eso como colofón a este pequeño articulo en el que creo que a lo mejor se ven reconocidos muchos compañeros, solo puedo decir que gracias por haber encontrado a la Universitat de Majors, y haberme ayudado a ponerme retos, como el de escribir este articulo en el que poder manifestar mis experiencias.